Una abuelita au pair, la ayuda que necesita una madre soltera

Para todas aquellas mujeres que hoy en día deciden ser madres solteras, la ayuda de una “abuelita au pair” puede ser la clave para criar a sus hijos con más tranquilidad y libertad.

El número de mujeres que deciden tener un hijo sin estar casadas o sin tener pareja aumenta cada año. Solo en España el porcentaje ha pasado de ser el 2% en 1975 al 42,5% en 2014, y ya no ocurre por “accidente” sino que en la mayoría de los casos se trata de una decisión tomada por la futura madre. Este cambio socio cultural viene dado por la independencia económica de la mujer y por los avances en las técnicas de reproducción que posibilitan quedarse embarazada sin la necesidad de tener pareja.

Otro dato que llama la atención es que en España, según datos del Instituto Nacional de Estadística de 2015, más de la mitad de los 169.700 hogares con madre soltera, ella es mayor de 40 años.

Mujeres senoirs - Las niñeras de ahora

En busca de experiencia y un alto grado responsabilidad, las familias que necesitan una persona que cuiden de sus hijos se están decantando por solicitar los servicios de au pair a mujeres seniors, ¿sabes por qué? 

En la sociedad actual, en la que es difícil conciliar la vida familiar con la laboral, las familias que requieren solicitar los servicios de una cuidadora buscan una persona de confianza, con experiencia y con la que sus hijos se sientan arropados. Y es que la necesidad de disponer de una niñera un elevado número de horas conlleva que se requiera más experiencia que la que puede tener una joven estudiante. 

El valor de la experiencia

Contar con la ayuda de una au pair mayor de 50 años para el cuidado de los hijos aporta la experiencia de una persona que, en la mayoría de los casos, es

¿Quieres evitar la soledad? Ofrece tus servicios como au pair.

Uno de los problemas que viven los adultos senior de la sociedad actual es la soledad. Una alternativa para evitarla y disfrutar del entorno familiar es siendo au pair.

El aumento de la esperanza de vida, la inmigración de los jóvenes  a otros países por motivos de trabajo, y la pérdida del concepto “familia” que años atrás reinaba en los hogares, entre otros motivos, está originando que cada vez sean más los adultos mayores que viven solos. En España cerca de 2 millones de personas sufren la soledad, siendo en su mayoría mujeres.

Muchas de estas personas que viven solas aún son activas y su estado de salud les permite trabajar, viajar, conocer gente, etcétera; sin embargo se encuentran desubicadas y no se lanzan a vivir nuevas experiencias por miedo. Para ellas y para quienes estén buscando experimentar algo diferente, pero con la seguridad y el respaldo de un entorno familiar, existe la opción de ofrecer sus servicios como cuidador, cuidadora u au pair.

Las familias y el cuidado de los hijos

Los gastos que debe asumir una familia con hijos implican que sea necesario, en la mayoría de los casos, que tanto el padre como la madre tengan que trabajar. Sin embargo, mientras que los padres trabajo, los pequeños de la casa también requieren muchos cuidados y atención, especialmente cuando aún no están en edad escolar. La dificultad de compaginar el horario laboral con la vida familiar, conlleva que los padres necesiten ayudas externas para el cuidado de sus hijos. Esta ayuda suele proceder de los abuelos por ser familiares de total confianza y con alta experiencia en el cuidado de los niños,  por su propia predisposición a estar con sus nietos y porque su labor no implica el coste que supone llevar al pequeño a una guardería o contratar a una niñera

Las familias que cuentan con la ayuda de los abuelos pueden sentirse afortunadas; sin embargo, no todas están en la misma situación o por diferentes motivos prefieren que sus hijos estén bajo el cuidado de un profesional. Para encontrar a esa persona o centro educativo de confianza, especialmente las madres, no dudan en adentrarse en las redes sociales, sobre todo en Facebook, para buscar información, consultar la opinión de otros padres y contactar con ese